viernes, 2 de marzo de 2012

Puertos de la Cuerda del Mosco

La Cuerda del Mosco es una alineación montañosa que se extiende desde El Calarico, bastión occidental del Calar del Cobo, hasta topar al sureste con el Calar del pino (Cerro de la Misa) y caer en picado hacia el Río Madera en Arrancapechos. Es un cordal singular en medio de un océano de calares paradigmáticos. Digo esto porque se presenta como un murallón puntiagudo, tanto por el lado de Prado Maguillo, como desde el valle del río Segura aunque, desde este último, el desnivel y la fiereza de sus picos es mucho mayor.
 El valle de Prado Maguillo-Los Anchos disponía de una notable población asentada en innumerables aldeas y cortijos que necesitaban comunicarse con el valle del río Segura por diferentes razones. Quizás la principal de ellas, como era normal antaño en las zonas de montaña, era la comercial. El "otro lao", como decían algunos vecinos de Prado Maguillo, posee unas condiciones climáticas que no se dan aquí y propicia algunos cultivos que no soportan la altitud de nuestro valle. Este hecho hacía necesario comunicar ambos valles a través de la cuerda porque de lo contrario el rodeo era muy grande. Pero nuestra montaña está muy empinada y presenta mucha zona acantilada además de una notable altitud y buscar zonas de paso para bestias no era fácil. Pero toda fortaleza tiene sus debilidades y estas fueron encontradas. Se abrieron pasos como La Viga, La Raja, El Portillo e incluso hay quien dice que se podía bajar por la Horquilla, extremo este que me resulta insólito dada la verticalidad del descenso. Las relaciones humanas hicieron que se estableciera parentesco entre los habitantes de nuestro valle con aldeas del otro como La Peruela, Fuente del Esparto, La Garganta, cortijo del Haza, etc., y además del tráfico comercial, también se pasaba para ver a parientes y festejos varios, por lo que el tráfico era importante. La cara que da al valle de Prado Maguillo está orientada a noroeste y presenta una vegetación exuberante con numerosísimas fuentes y derramaderos de agua. En particular, el "Barranco de los jabalises"  nos ofrece especies vegetales como arces, acebos, fresnos o sauces acantonados en un auténtico "chortal".
Ante de pasar a describir la ruta, diré que quería realizar toda ella por viejos caminos arrieros pero me ha sido imposible enlazar Los Paulinos con La Fresnedilla por el antiguo camino, que está totalmente perdido. Quiero agradecer a Tío Juan y al señor Alejandro de Fuente del Esparto, a Eugenio de Arroyo Blanquillo y a Evelia y Juanjo de Prado Maguillo la información aportada.

Comienza el recorrido en Prado Maguillo. Son las 8 de la mañana y el cielo está despejado, viento en calma y temperatura de -2º C.


Tomamos el camino de la Cañada del Saucar y a escasos 300 mts., todos ellos en bajada, cogemos el desvío que sale a nuestra derecha, junto al pantanillo de riego comunal, y que avanza paralelo al arroyo.


Tirando un poco del precario zoom vemos las espectaculares cascadas de hielo de La Raja.


Pronto llegaremos al "Prao la Raja" donde veremos a la izquierda las ruinas del cortijo y a la derecha la aldea de los Anchos. Pasado el arroyuelo de La Raja, al lado de un viejo cerezo de impresionante porte, enfilaremos una loma de pinos de repoblación, ya fuera de camino, usando alguna trocha ganadera que avanza en dirección sur.


Siguiendo la trocha y siempre en moderado ascenso vamos a dar con el Viejo camino de La Raja (hoy parte del GR-147) que se encuentra medianamente bien señalado.


El camino, conocido por muchos amantes de la montaña, asciende con decisión en busca del Poyo Gavilán. 


Es un camino fácil aunque algo aéreo en algún tramo, en los que habrá que prestar especial cuidado en caso de nieve-hielo y este día nos encontramos con ambos elementos.


El camino supera varios resaltes rocosos. Ya podemos ver la aldea de Los Anchos muy abajo. En una de las zonas rocosas hay un espolón a la derecha del camino con una piedra característica y un pino solitario, desde donde podemos gozar de una estupenda panorámica del valle y las lomas del Mirandante.


El camino llega a un llano en el que hay un visible hito para adentrarse de nuevo en la espesura del pinar.


Y llegamos a un cruce, señalado con hito y marca en un pino, que tomaremos a la izquierda, todavía llaneando. Encontraremos en este tramo algunos arces y pasaremos por una zona de chorreaderos llena de juncos y agua.


Llegando a Poyo Gavilán con El Calarejo al fondo.


Rebasado Poyo Gavilán el camino toma dirección este-sureste y desciende serpenteando en busca de un espectacular paso.


Numerosos zig-zag ahormados (muy deterioradas las hormas) nos hacen descender con rapidez. Hay que tener cuidado con el hielo.


Cobos y los Dientes de la Vieja a la vista.


La parte más abrupta se supera con una elegante horma de piedra. Aquí no vinieron ingenieros de montes para diseñar los caminos. Son preciosas obras populares y eso se nota en la grosera mampostería ejecutada en los muros.


Llegando a Los Paulinos vemos una balsa metálica que se construyó después de los incendios de 2005. De fondo Las Buitreras de la Toba, La Campana y el Calar del Pino.


Vista general de Los Paulinos. El sendero desemboca en un carril que tomaremos a la derecha en continuo descenso y que pasa junto a la balsa circular que vimos antes.


Pronto nos encontramos con un desvío a la izquierda que ignoraremos y todavía más adelante el GR-147 se desvía a la izquierda por un talud y desciende hacia Los Galdones y La Peruela. Nosotros continuamos por el mismo camino.


El Puntal de la Carrasquilla.


Un poco más adelante y llaneando nos encontramos a la derecha con un jorro de nueva apertura que sube sin contemplaciones montaña arriba. Lo tomaremos y nos despojaremos de abrigo porque la cuesta es tremenda.


En unos cientos de metros el jorro nos deposita en una especie de colladillo en el que se cruza con otro carril. Seguiremos de frente en fuerte subida. El jorro se nos acaba pero !sorpresa¡, justo a la derecha aparece el viejo camino de Los Galdones a La Fresnedilla. Es muy poco visible pero pronto nos encontraremos con viejas hormas que confirmarán que vamos en la buena dirección.


La vereda avanza en llano o en ligero descenso y en muchos tramos la vegetación se ha apoderado de la misma pero pronto aparecerá frente a nosotros el cortijo de abajo de La Fresnedilla.


El paso junto a este vetusto pilar-lavadero confirma nuestros pasos.


Pronto aparecerán numerosos muros de contención de piedra así como una gran alberca junto a la que se encuentran unas grandes encinas y, junto a estas, la fuente que se ve en la foto.


Pasaremos junto a unas alambradas  y arribaremos al cortijo de La Fresnedilla de abajo al que llega un carril que viene de la aldea de La Garganta. Pasaremos el cortijo por la derecha y avanzaremos sin camino definido en dirección norte, en busca del cortijo de arriba, de difícil localización.


Tras pasar por diversos bancales y con trazas de viejo camino llegamos al cortijo de arriba, aun más ruinoso que el de abajo. Lo rebasaremos por la izquierda y seguiremos avanzando en dirección norte hasta dar con una traza más evidente y que gira a suroeste, señalada por algún que otro hito. Viendo los murallones y picachos que tenemos frente a nosotros nos resulta difícil de creer que un camino suba por ahí.


Pronto aparecen los primeros muros de un camino que trepa elegantemente, sorteando escarpes y farallones.


El arco y la gárgola tirando otra vez de zoom. Las vistas sobre el valle del río Segura y el Calar del Pino comienzan a ser fenomenales.




El tramo intermedio del camino está muy poco claro porque describe dos trazos rectos muy largos y poco visibles. En caso de perderlo tenemos la suerte de estar en una zona menos inclinada por lo que podemos optar por hacer un recto hacia arriba y pronto localizaremos de nuevo el camino.


El portillo. Justo debajo y muy abajo tenemos la aldea de Arroyo Blanquillo y a nuestro lado hacia el sur el cerro de la Misa.


Pasado el Portillo en camino gira radicalmente a la derecha y atraviesa una zona de espeso pinar. La vista es magnífica y avanzamos hacia un gran espolón rocoso que presenta una cavidad poco marcada. Atravesaremos dos barrancas terrosas de un aspecto blanquecino que posiblemente sean la explicación del nombre de la aldea antes mencionada.


Después de subir una larga diagonal sobre piedra nos encontramos con un gran hito de piedra y una zona de juncos. Si guardamos silencio oiremos el agua correr. Hemos llegado a la Fuente del Pino.


Ahora hemos de subir por la vaguada en la que se encuentra la fuente. Está abancalada por tres o cuatro muretes de piedra. Vista subiendo por la vaguada.


Llegamos a una zona despejada en la que tenemos bien visible la silueta del Yelmo. Ahora iremos girando suavemente a la derecha para, en un instante, ver nuestro próximo objetivo que no es otro que Poyo Alto.


La subida está señalada por hitos de piedra y esquiva algunos resaltes rocosos.


Superados los resaltes ya vemos claramente los picachos cimeros de Poyo Alto.


La última parte de la subida presenta una pendiente considerable que en caso de nieve puede impresionar un poco. Este día se presentaba la nieve muy muy dura.


Cima (1751 mts.). Hay muy mala visibilidad pero aun con eso la vista es magnífica. Vemos las aldeas, el embalse de Anchuricas, Majalón, Buitreras, Los Escalones, etc., etc, etc.


Merece la pena recrearse mirando el panorama durante un buen rato sentándose en las rocas y luego caminando por la cresta. Hay que tener cuidado. Una caída sería fatal.
















Iniciamos el descenso volviendo sobre nuestros pasos hasta llegar a un collado. Giraremos a la derecha para descender por la vaguada.


 Al principio no hay sendero claro pero al poco tiempo encontraremos hitos. No tomar un desvio señalado con una piedra grande y que se va separando de la vaguada hacia la izquierda. Vamos a unos 25 o 30 metros en paralelo al lecho de la vaguada y por su margen izquierda.


La orientación norte de la vaguada, cabecera del Barranco de los Jabalíes, hace que la nieve permanezca en ella largo tiempo.


El senderillo nos deposita en el lecho del barranco a la altura de este pino en V estrecha. Nosotros seguiremos vaguada abajo. Un poco más adelante pasaremos a la margen izquierda del arroyo.


 La Horquilla.


Saldremos al camino del Barranco de los Jabalíes por el que continuaremos unos cien metros hasta llegar a otro colladillo  en el que existe, a la izquierda, una roca que parece un monolito.


 En el rellano del camino sale una veredilla apenas perceptible que desciende por unos antiguos bancales y que seguiremos.


 Encontraremos algunos muros de piedra al vadear un arroyo y atravesaremos dos trincheras.


 Y pasando por un recodo nos toparemos con dos cascadas. Junto a ellas existen dos antiguas albercas.



  El camino continua en dirección norte hasta llegar a la vega del arroyo de Los Anchos. Maja Oscura y Chafarinas pueden verse en la foto.


 Vado en el arroyo de Los Anchos.


Calleja de Los Anchos. Existe un antiguo camino que uno Los Anchos con Prado Maguillo pero, como estamos algo cansados, decidimos salir a la carretera para llegar al término de la ruta.


Por allí arriba hemos estado caminando.


Y por allá también.


Tiempos de paso (correspondientes a un muy buen ritmo de marcha y pocas paradas):

Salida Prado Maguillo: 8:00
Poyo Gavilán: 8:45
Los Paulinos: 9:15
Desvío jorro: 10:05
La Fresnedilla 10:35
El Portillo: 10:30
Fte del Pino: 10:43
Poyo Alto 12:00
Collado 12:45
Recodo cascadas: 13:30
Prado Maguillo: 14:10
A pesar de estos tiempos, creo que para hacer la ruta con garantías de no acabar con mucha fatiga, hemos de emplear no menos de 7 horas.


Fecha de realización 27 de febrero de 2012.
Época recomendada: Todas.
Dificultad: Alta. Por el desnivel acumulado y las dificultados de orientación.
Fuentes: Los Paulinos, La Fresnedilla, Fuente del Pino y Los Anchos, ademas de arroyos y chorreaderos varios.
Señalización: Solo en la parte del GR-147. Algunos hitos en el resto.
Equipo: Media montaña. En invierno y con nieve-hielo el último tramo de subida a Poyo Alto y el avance por la cresta puede requerir el uso de crampones.


video


9 comentarios:

  1. Preciosa ruta. Desde luego la cuerda del Mosco es casi infranqueable en toda su longitud, pero los serranos supieron buscarles los pasos y trazar caminos por donde no se podía. El paso de la Viga es uno de los más bonitos de la Sierra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lástima que estén prácticamente desaparecidos estos caminos pero bueno, como dice la canción, "se hace camino al andar".

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Creo que no decepciona y nos incrusta en una zona salvaje y muy poco conocida. Saludos.

      Eliminar
  3. Muy chula la ruta, tomo nota de ella, gracias

    ResponderEliminar
  4. Sabes en que estado se encuentra la senda que sube desde la Cortijada de Arroyo Blanquillo a la Cuerda del Mosco. Mi intención es ir de Huelga Utrera a Prado Maguillo por la Cuerda del Mosco pero me gustaría hacer la Senda que baja al Cortijo de la Fresnedilla desde la Cuerda y subir hacia el paso de la viga por los Paulinos y saltar a Los Anchos-Prado Maguillo. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Perdona la tardanza en contestar. Pues la senda que sube desde Arroyo Blanquillo hasta la Fuente del Pino (al pie de Poyo Alto) está pérdida pero se puede subir. En este enlace describo más o menos como hacerlo: http://pradomaguillorutas.blogspot.com.es/2012/03/vuelta-al-parque.html Lo verás en el último día de la ruta circular de 8 días. La "senda" a la que hago referencia solo se ve en algún corto tramo.
    Después, desde la Fuente del Pino hasta El Portillo hay una veredilla más o menos evidente. Desde El Portillo a La Fresnedilla puedes guiarte por los tramos de horma del camino y por algún hito. Desde las ruinas del cortijo hasta los Paulinos, puedes usar el viejo camino arriero que conectaba directamente con las aldeas (Peruela, Fuente del Esparto, etc. o bien tomar el carril. La primera opción es mucho más interesante pero pondrá a prueba tus dotes de orientación. Espero que te sirva de ayuda. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, hoy he subido de desde Arroyo Blanquillo, hasta Poyo Alto. La senda sube por el camino mas evidente y una vez arriba he encontrado un camino que parece recien abierto. Me he dirigido hacia Poyo Alto y he visto varios mojones, que imagino que tu pusiste, pues recuerdo de verlos en tus repor. Lo que no he localizado a sido la Fuente del Pino. Los mojones los he localizado justo en el collado que divide las aguas, unas que caen hacia arroyo blanquillo y otras que caen hacia lo que creo que es el barranco de los jabalises.
    El proximo día 4 o 5 de Diciembre, pasaremos por Prado Maguillo, ya que estaremos realizando una travesia con tienda desde Castril y la intención es llegar a Siles o Riopar. Queremos hacer noche en el Refugio del Bodegón, que creo que está acondicionado, y quitarnos así una noche de frío. Sería un placer poder conocerte. Un saludo y enhorabuena por tu blog, que nos ayuda a muchos. Gracias otra vez.

    ResponderEliminar
  7. Si, han estado o están de limpieza de monte por la zona de los Jabalises y han reabierto caminos. La fuente del pino está, nunca mejor dicho, junto a un pino en la parte alta de la vaguada, casi en el collado. No sé si estaré por allí. Si alquilo la casa lo más probable es que si., así que en cualquier caso, pasaros. Antes de subir al Bodegón, aprovisionaros de agua porque allí no hay. Un saludo.

    ResponderEliminar

Seguidores